la Sinceridad

está mal vista

Sobre la crisis y las elecciones del 20N

Como llevo toda la tarde contestando correos sobre las elecciones,  ahí va mi pequeño resumen sobre la crisis y a quién votar. A ver si puedo aportar algo…

A colación del debate generalizado, en el que se habla más de la crisis que de las elecciones, hago este pequeño análisis. En estos días tengo dos asuntos rondándome la cabeza que, aunque íntimamente ligados, no son la misma cosa -a ver si consigo explicarme un poquito. Son:

  • El fracaso del sistema económico-financiero y,
  • La caída de algunas de las llamadas democracias occidentales.

Tal y como vaticinaban los líderes de pensamiento altermundista desde hace años, los peligros de la mundialización han acabado poniéndose de manifiesto. El estado del bienestar del que gozaba la clase media, cesión de Los Aliados a Europa como compensación tras la caída del bloque comunista, se va desmoronando ante unos gobiernos pusilánimes. Aquello que ni Thatcher, ni Reagan se atrevieran siquiera a mencionar -abolición de la educación y sanidad públicas, además de las prestaciones sociales (desempleo y pensiones)- vemos como se va cumpliendo poco a poco.

4878864720_e574918895_b

Las causas parecen claras. Los gobiernos han ido cediendo soberanía en los últimos 30 años hasta tal punto que las instituciones que verdaderamente nos gobiernan han dejado de ser estructuras democráticas para convertirse en corporaciones manejadas por el poder económico. Sólo tenemos que ver quienes son los nuevos primeros ministros de Italia (ex-asesor de Goldman Sachs) y Grecia (ex-vicepresidente del BCE), además de analizar como han llegado ahí -ninguno ha sido elegido democráticamente en las urnas, provienen del sector financiero y pertenecen a ese tipo de políticos llamados tecnócratas.

Cómo ha sido esto posible. Yo creo que principalmente se debe a dos razones: a un modelo económico basado en el crecimiento sostenido y a unas políticas gubernamentales desregularizadoras, éstas últimas realizadas bajo la presión de lobbies que en última instancia financian el sistema partidista de las democracias occidentales. Tenemos que dejar de creer que, por ejemplo, los costes de campaña los pagan los afiliados o las subvenciones estatales a los partidos (unos 25 millones de euros en 2008). Un partido político y sus estructuras asociadas (think tanks, fundaciones, asociaciones,…) cuestan mucho dinero, y éste sale siempre de algún sitio.

La primera razón de la que os hablaba es basar el bienestar de las sociedades en un crecimiento permanente ya que esto legitima el todo vale. ¿Quién no quiere asegurar el bienestar de los suyos cueste lo que cueste? Sin embargo:

  1. Nuestro planeta tiene un límite físico (Todo crecimiento tiene un límite. El petróleo se agota, si, pero también el litio, el oro,… y sobre todo el agua potable)
  2. Debería existir un límite ético. La avaricia de los holdings empresariales no tiene límites (la responsabilidad social corporativa es más marketing que otra cosa), con lo que mientras que sus malas acciones no influyan en las ventas de su producto o servicio, cualquier medio parece justificado para obtener un beneficio. Sobre todo si redunda en una mejora del estado del bienestar.

Así que más que por una clase política acomodada con sus grandes sueldos y privilegios, creo que el problema es el escaso poder de actuación que tienen los políticos por la cesión que se hizo a otros organismo en los últimos años (FME, BCE, Banco Mundial,…). La desregulación de Reagan favoreciendo la unión de los bancos de depósitos con los bancos de inversión, es la principal causa de la crisis mundial de crédito (sistémica como dicen algunos) que nos ha llevado a la situación en la que nos encontramos.

Y ante este escenario tan negro, ¿qué hacer? 

  • Pues antes que nada hay que confiar en el ser humano. La idea de que el hombre es corrupto por naturaleza como decía Plauto o Hobbes me da bastante pena. Prefiero desconfiar de los sistemas educativos (también desarrollados bajo esas presiones de las que os hablaba antes) que crean pequeños egoístas, mas que en la existencia de genes egoístas. 
  • Trabajar por cambiar el modelo económico-productivo. No será tarea de un día, pero seguro que podemos conseguir un sistema más justo, más centrado en el cuidado de la comunidad y del medio ambiente, y cada vez menos en el mero beneficio económico. Ya hay algunos ejemplos prácticos y teorías al respecto.

Para acabar, el 20N qué. Si antes hemos llegado a la conclusión de que no hay democracia real, como bien comentaba Javier Aroca el otro día en una de las conferencias de #ebe11,    si quienes nos gobiernan realmente son los mercados, como decía Dylan Ratigan en el video del otro día ¿qué más da votar a un partido u otro el 20N?

Pues si que da. Las elecciones son el último reducto que nos deja la democracia representativa para participar. Aunque solo sea cada 4 años hay que poner nuestro granito de arena democrático :P

El plantel no es que sea lo mejor. Está el PP, que aventura recortes de derechos y prestaciones. Que su única labor en la oposición ha sido machacar al PSOE y esperar que pasase el tiempo mientras el país se hundía. 

También tenemos al PSOE, que dejó hace tiempo de ser la referencia de la izquierda del país. De hecho, desde que tomó las riendas del partido Zapatero, éste sólo ha hecho perder su vinculación con las bases. La tercera vía (estado del bienestar en lo social y modelo neoliberal en lo económico) de ZP -que antes fuera de Clinton, Blair y Schröder- solo es posible en un escenario de crecimiento continuado y crédito ilimitado, razonamiento comprobado en cuanto se cortó el grifo financiero. La falacia socialista de que el programa es el contrato con el electorado quedó en entredicho después de la reforma express de la constitución. Total, que nos quedamos sin otra opción…

Los partidos minoritarios lo tienen difícil. Salvo en circunscripciones con más de 5 escaños, es complicado obtener representación y esto les deja con muy pocas opciones. Y tampoco es que haya mucho donde elegir, UPyD son peores que el PP. Su partido es profundamente personalista y su programa solo tiene medidas antinacionalistas, pero nada más allá. Partidos como UCE, PCPE, PACMA, PI… es que ni merece hablar la pena de ellos -amigos de todos estos partidos, no os enfadéis mucho.

La opción más sensata creo que es la que ofrece la gente de aritmética20N. Votar a la fuerza minoritaria con más posibilidades que no sea UPyD. Al menos así aumentará la pluralidad del hemiciclo, que tampoco viene mal. Me gusta el artículo de Carlos Carnicero que leí el otro día, aunque haciéndolo extensible al resto de partidos -si, nacionalistas también, que alguno me gusta.

Prometo que la próxima vez escribiré enrollándome menos. Para otro día mis previsiones sobre el resultado. =)

Creative Commons License photo credit: OneWorld.NL

 

2 Comentarios

  1. Me ha encantado esta entrada, sí señor !. Me gusta cómo te deslizas desde los hechos estrechos de un planeta limitado y de un sistema que no funciona hasta las elecciones del 20N. Y lo de la corporación Mondragón ha sido todo un descubrimiento. Voy a echarles un correico a ver si nos hacen una OPA amistosa ;)

    Cuídate !

  2. juanmgar

    08/02/2012 at 11:39

    Gracias!

    Siempre, al releer después de un tiempo, pienso que cómo me atrevo a escribir sobre tantas cosas que no sé, y tan mal (maldita LOGSE). Sin embargo me sirve para refrescar la memoria sobre qué rondaba mi cabeza en tal o cual momento, si he avanzado algo en mis pensamientos,…

    Sobre Mondragón hay mucho escrito. Yo te recomendaría un libro del propio Josu Ugarte “Cómo salir de la crisis”, que lo tienes disponible gratuitamente en la web de la biblioteca de Las Indias, que era el otro ejemplo cooperativa/democracia económica que ponía en el post. http://lasindias.org/libros/

    Es curioso ver como tenemos el mejor ejemplo de algo diferente, y que funciona, en casa (1ºcooperativa del mundo / 8º grupo empresarial de españa) y que sin embargo pase absolutamente desapercibida para la gran mayoría del personal; con beneficios que multiplican los de de ACCIONA o 3 veces más empleados que el Grupo Santander en el mundo…

    Algo que me llama mucho la atención es su modelo de gestión en la enseñanza superior. La Universidad, aún siendo privada, ofrece la posibilidad de que el estudiante pague los costes con su trabajo práctico (incluidos los mal llamados trabajos de clase). Así pueden ofrecer una formación teórico-práctica de calidad, que repercute positivamente en las empresas del grupo y que no tiene costes (o es fácilmente asumible) por cualquier capa social.

    No todo es bueno. Es probable que ganasen más dinero trabajando de otra manera, pero ahí ya entran los límites éticos por los que pasábamos de soslayo en tu post. Límites que por cierto empiezan a estar de moda también en EEUU con la propuesta de las B-Companies http://elarte.coop/una-ley-para-los-stakeholders/

    Resumiendo. Si os van a hacer una OPA… acuérdate de que busco trabajo =)

Deja un comentario

© 2017 la Sinceridad

Tema por Anders NorenArriba ↑