Tengo bastante claro que lo más importante de un proyecto de emprendizaje es quién esté detrás de él. Ni siquiera importa tanto la idea, que también, sino que lo primordial es lo implicado y preparado que esté el equipo que promueva la misma. Aunque, por supuesto, un alto grado de compromiso no sirve de nada sin todo lo demás. Hace falta un buen proyecto, haber pensado bien qué se quiere hacer, para qué, y, sobre todo, estudiar las posibilidades que tenemos de que los potenciales clientes se rasquen el bolsillo por nuestro producto, sea el que sea. Si todo eso se tiene bien trabajado, el resto vendrá solo.

Sin embargo, uno de los problemas al que nos enfrentamos los tiesos como yo es ese maravilloso momento en que tenemos que proveernos de financiación para nuestros propósitos, sobre todo cuando no estamos interesados en suplicar de rodillas en nuestra sucursal bancaria más cercana.

Inciso: Como ya me conozco a alguno de los ávidos lectores de este blog, quiero aclarar que es posible emprender desde 0€, siempre que no tengamos en cuenta las necesidades básicas, claro. Sólo hace falta ser un poco más originales, extender los plazos a la hora de trabajar en un local propio, empezar con pequeños encargos,… Qué os voy a contar que no sepáis…

Retomo el hilo. Como antes otros han pasado ya por la misma situación que nosotros ahora, existen iniciativas diferentes, algunas un tanto peculiares, de obtención de crédito. Iniciativas que no se rigen, o al menos no tanto, desde la máxima de la obtención de beneficios económicos como por otro tipo de contrapartidas más sociales, culturales, de aportación al procomún, o de otra índole.

Contamos con varias opciones. Tenemos desde los fondos solidarios, algunos ejemplos en banca cooperativa (en su mayoría sociedades cooperativas de crédito), pasando por el crowdfunding, las microfinanzas… Aquí os mostraré lo que conozco pero estoy seguro de que hay muchas organizaciones funcionado por ahí de las que no tengo la más remota idea y que, sin embargo, trabajan estupendamente. Si alguno es un erudito en el tema tiene los comentarios a su entera disposición.

Crowdfunding

(…)describes the collective cooperation, attention and trust by people who network and pool their money and other resources together, usually via the Internet, to support efforts initiated by other people or organizations.Crowdfunding occurs for any variety of purposes, from disaster relief to citizen journalism to artists seeking support from fans, to political campaigns, to funding a startup company, movie or small businessor creating free software. 1

El ejemplo más conocido de herramienta crowdfunding es la web Kickstarter, promotora de cientos de proyectos desde videojuegos (3,2 millones $) a relojes de tinta electrónica (9 millones $). En España tenemos algunas plataformas como Lánzanos (cuya colaboración con Público no sé como les habrá salido…), Verkami (centrado en “proyectos creativos”), o Goteo (para “proyectos cuyos fines sean de carácter social, cultural, científico, educativo, tecnológico o ecológico”, que aunque tiene cierto apoyo institucional a mi es la que más me gusta). Es posible que aún así, el proyecto que te resulte más conocido sea El Cosmonauta, película – en ciernes- que ha sido capaz de recaudar medio millón de euros y que está pendiente de estreno.

Banca Cooperativa

Término muy amplio que engloba a los diferentes tipos de entiddes relacionadas con el crédito cooperativo. Su nexo de unión es la defensa de los principios cooperativos y, en la mayoría de los casos, tiene una estructura de sociedad cooperativa de crédito. (…) La realidad de la banca cooperativa europea es muy heterogénea. 2

Las sociedades cooperativas de crédito son una opción muy interesante. En España tenemos un gran ejemplo de este tipo de entidades en las cajas rurales, aunadas casi todos ellas en el Grupo Caja Rural. Pero no es sobre este grupo sobre el que quiero hablar ya que funciona casi como una caja de ahorro más, sino que me gustaría presentaros otras alternativas que trabajan de forma diferente.

Fiare y Coop57 son buenos ejemplos de ello. En el primer caso tenemos una mezcla curiosa. Fiare es a la vez agente de Banca ética, es el agente exclusivo de Banca Popolare etica en España, por lo que tiene una actividad bancaria importante, pero también es una red de organizaciones y particulares vinculados con la economía social que a través de la figura de la sociedad cooperativa de crédito prestan dinero a iniciativas que cumplan una serie de requisitos dentro del ámbito social. Así, en los últimos años han promovido desde actividades vinculadas con asociaciones de consumidores, hasta empresas de inserción socio-laboral a desarrolo de Software Libre.

Coop57 se constituye como cooperativa de servicios financieros tras una curiosa historia relacionada con las lucha sindical catalana de la Editorial Bruguera de mediados de los 90. Desde entonces, y con una perspectiva de desarrollo en red, se han ido implantando diferentes nodos regionales en Aragón, Andalucia, Galicia y Madrid. Han apoyado en sus comienzos a iniciativas tan interesantes como la Cooperativa Integral Catalana (conocida por su apoyo a los ex-trabajadores de Público), el grupo de gestión cultural Zemos 98, o proyectos más locales como mi amada libreria-cafetería La Clandestina, de Cádiz. Trabajan con una filosofía parecida al Grameen Bank de Bangladesh, con un sistema de garantías mancomunadas en vez de solidarias.

Banca ética

El concepto de Banca ética es la del conjunto de entidades financieras cuyos productos no están condicionados exclusivamente al criterio del máximo beneficio y la especulación. Invierten en economía real, y en algunos casos hasta tienen una estructura interna fundamentada en la participación cooperativa. 3
La Banca ética combina la rentabilidad económica de un banco tradicional, con unos valores a la hora de mover el dinero del que dispone. 2

Desde hace años, bancos como Banco Popolare o Triodos Bank ofrecen un servicio diferente al de la denominada Banca tradicional. Estas empresas trabajan vendiendo la transparencia como bandera, de modo que en todo momento el cliente que deposita su dinero sabe qué se está financiando con el mismo. De hecho, en algunos casos, uno puede decidir activamente en qué sector o iniciativa quiere que el banco mueva su dinero. Estas empresas invierten en proyectos que, además de dar una rentabilidad,

…contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas y que respetan la naturaleza.

Es por esto, que si nuestro proyecto cumple una serie de requisitos éticos, y económicos (no nos olvidemos que son empresas que buscan beneficio también) puede que nos resulte más fácil que nos den crédito en este tipo de entidad que en otra con criterios más clásicos.

Microfinanzas

(…)provision de servicios financieros para personas en situación de pobreza, microempresas o clientes de bajos ingresos, incluyendo consumidores y autoempleados. El término también se refiere a la práctica de proveer estos servicios de manera sostenible. 4

Por último, para solventar otro tipo de situaciones más ligadas con cubrir las necesidades básicas, aparece el concepto de microcrédito. En este caso, empresas o instituciones como Oikocredit, Kiva y otras muchas, otorgan créditos por importes bajos, o muy bajos, a personas que difícilmente podrían conseguir el dinero de otra forma. Normalmente la finalidad de estos préstamos es financiar pequeños proyectos laborales, especialmente en países en vías de desarrollo.

Me dejo fuera muchos ejemplos interesantes como los fondos solidarios (en Granada disfrutamos de uno muy conocido como es el  Fondo de Solidaridad y Paz) u otro tipo de iniciativas estatales e internacionales, pero creo que con esto tenéis suficiente para iniciaros en el mundo de la financiación desde la economía social.

 Actualización 29/06/12: Casualidades de la vida. A través del repositorio de enlaces indianos me encuentro este post de Consumo Colaborativo en el que tratan el mismo tema que yo un día antes. No dudéis en echarle un vistazo.