la Sinceridad

está mal vista

Etiqueta: educación (página 1 de 2)

Universidad(es) Hacker

No tengo tiempo (ni ganas…) de analizar los movimientos que se están sucediendo en la Universidad estos días. Soy un poco escéptico sobre el poder real de las manifestaciones, el desánimo generalizado y la situación económica ahora que lo malo no ha hecho mas que comenzar. Las circunstancias en España no son ni tan siquiera parecidas a los escenarios chileno o canadiense de los que habla Lolo, y por eso creo que deberíamos centrarnos en crear algo nuevo/diferente más que en pedirle peras al olmo.

Sin embargo, y para no pasar de largo por este señalado día, me hago eco del libro El hacker contra la universidad zombi: lecciones para gestores, alumnos y profesores en la sociedad informacional, y el curioso cuento inicial con el que Jorge Jiménez plantea ágilmente el modelo de universidad de propone.

Os dejo con un extracto del libro. Muy recomendable.

Concluye la conversación con Berta, ella tiene que ir a desayunar. Antes de que le dé tiempo a pensar, tiene otro mensaje del foro de la clase de Habilidades Comunicativas, un compan?ero envía un artículo que parece contradecir la versión que el profesor dio en el pasado seminario presencial. Inmediatamente, el foro empieza a recibir mensajes de todos los matriculados en la asignatura. Nadie quiere perder comba en la discusión. El tráfico de mensajes y comentarios cruzados se atempera cuando el profesor envía un enlace a un vídeo en el que se matizan las posiciones y les recuerda que el próximo mes tendrán que elegir al rector en la primera vuelta. Para Lino, es la hora de volver a casa.

Recoge la bicicleta que le llevará hasta el metro (aunque la universidad está a más de 30 km de su casa, el transporte público es rápido y barato) y mientras pedalea piensa en las tareas pendientes, man?ana no será necesario que se acerque a la universidad. Hay nieve en la sierra, «iré a esquiar», así durante el viaje podrá leer el capítulo que necesita para la clase de Consideraciones Legales, por la noche esbozará el trabajo con sus compan?eros, cada uno en lugares bastantes dispersos entre sí.

Gracias a Bianka Hajdu por el descubrimiento y a Javi por el espameo.

Actualización: Me tomo la libertad de subir el libro al server por si alguien tiene la misma mala experiencia que yo con el infernal universo Scribd.

Modelo Andaluz de Representación Estudiantil Universitaria

En pos de perder un poco más de tiempo de mi vida, si cabe, me dispongo a explicar como pueda y por encima cómo es el modelo de representación estudiantil que usamos en Andalucía, y que por las experiencias que obtenemos desde los diversos encuentros nacionales a los que asistimos, parece ser el mejor articulado (¿único?) de toda España.

Es de recibo decir que para cuando yo llegué a la vocal-presidencia de la Coordinadora Andaluza Interuniversitaria (CAI) ya estaba todo hecho. Así que poco de lo que aquí explique es mérito mío. La mayor parte viene de la lucha e iniciativa de compañeros que dedicaron también muchas horas de su tiempo en la defensa de los intereses de los universitarios.

Básicamente el modelo está estructurado en dos organizaciones. Una más informal en la que solo hay estudiantes (CAI) y otra más formal en la que los estudiantes se reúnen con el gobierno andaluz para asesorarlo en materia de política universitaria llamado Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía (CAE). (Para el que no esté muy atento a estos temas, es importante saber que ahora las competencias de Universidades pertenecen a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia.

Entre estos dos órganos, para mantener cierta cohesión en cuanto a las reivindicaciones, forma de trabajar, informaciones… hay miembros comunes. De los 3 representantes por universidad de los que componen la CAI, al menos 1 es común con el CAE. Seguro que con el esquema lo entendéis un poco mejor.

Pero sin duda lo que hace diferente, y ciertamente funcional, es la forma de trabajo que tenemos en la CAI. Como os decía antes, hay al menos 3 estudiantes por universidad, elegidos por los respectivos MOREs (Máximos órganos de representación estudiantil), con lo que se asegura la legitimidad de su representatividad.

Nos reunimos de forma ordinaria unas 4 veces al año, aunque de forma extraordinaria lo hacemos más a menudo, coincidiendo con los CAEs que normalmente se celebran en Sevilla. Estas reuniones se hacen de forma rotatoria, cambiando de universidad en cada convocatoria (la última fue hace unos días en Sevilla). Estas sedes rotatorias se encargan de organizar la reunión (reserva de espacio, fotocopias, WiFi), aseguran que podamos comer en algún sitio y facilita la gestión del alojamiento. Todo ello basado en la austeridad (nosotros si, no sé que hacen en el resto de órganos de la universidad) e intentando minimizar los gastos para los asistentes.

El resto del tiempo trabajamos online gracias a un grupo de google, a una lista de correo y desde hace poco tiempo a la plataforma IILIAS alojada en la Universidad de Jaén. 

Nuestro principio básico es conseguir consensos en los temas principales, para poder actuar en bloque con mucha más fuerza que por separado, por supuesto sin entrar dentro de la independencia de cada universidad en hacer lo que quiera en su ámbito particular. El buen ambiente, las ganas de trabajar, las escasas malas caras, y las muchas risas que echamos nos sirven como recompensa de esta labor tan poco reconocida y tan criticada (a veces no sin razón). Como cargos unipersonales solo tenemos la figura del vocal-presidente que es algo así como un coordinador del grupo y poco más.

Justo ahora estamos intentando constituirnos como asociación legal, con personalidad jurídica y capacidad de negociar y tratar con las administraciones autonómicas y estatales. Esta asociación se llamará CARE y pronto tendréis noticias de ella.

Por otro lado, el CAE está presidido por la dirección general de universidades (que ahora lleva María Victoria Román, señora que se merece un post aparte). Está organizado de forma que desde este consejo no se puedan tomar decisiones (evidente, en él los estudiantes somos mayoría y los políticos, tontos tontos no son), sino solo recomendar. Y a veces ni eso. La interpretación que hace del consejo cada dirección es muy dispar. Sin embargo sirve como punto de unión entre la administración y los estudiantes, que en ocasiones eso puede ser mucho. 

Después de la parrafada es suficiente con que os quedéis con las personas. Muchos compis y muchas experiencias se comparten en esas reuniones. Sin duda, la parte más importante.

En esta foto veo (con twitter) a Lolo (US),yo(UGR), Pilo(UPO), Antonio(UAL), Antuán(UPO), Luis(UJA)….

El de en medio de la foto no es más que uno de los protagonistas de este éxito de youtube.

Modelo Andaluz de Representación Estudiantil Universitaria

En pos de perder un poco más de tiempo de mi vida, si cabe, me dispongo a explicar como pueda y por encima cómo es el modelo de representación estudiantil que usamos en Andalucía, y que por las experiencias que obtenemos desde los diversos encuentros nacionales a los que asistimos, parece ser el mejor articulado (¿único?) de toda España.

Es de recibo decir que para cuando yo llegué a la vocal-presidencia de la Coordinadora Andaluza Interuniversitaria (CAI) ya estaba todo hecho. Así que poco de lo que aquí explique es mérito mío. La mayor parte viene de la lucha e iniciativa de compañeros que dedicaron también muchas horas de su tiempo en la defensa de los intereses de los universitarios.

Básicamente el modelo está estructurado en dos organizaciones. Una más informal en la que solo hay estudiantes (CAI) y otra más formal en la que los estudiantes se reúnen con el gobierno andaluz para asesorarlo en materia de política universitaria llamado Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía (CAE). (Para el que no esté muy atento a estos temas, es importante saber que ahora las competencias de Universidades pertenecen a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia.

Entre estos dos órganos, para mantener cierta cohesión en cuanto a las reivindicaciones, forma de trabajar, informaciones… hay miembros comunes. De los 3 representantes por universidad de los que componen la CAI, al menos 1 es común con el CAE. Seguro que con el esquema lo entendéis un poco mejor.

Pero sin duda lo que hace diferente, y ciertamente funcional, es la forma de trabajo que tenemos en la CAI. Como os decía antes, hay al menos 3 estudiantes por universidad, elegidos por los respectivos MOREs (Máximos órganos de representación estudiantil), con lo que se asegura la legitimidad de su representatividad.

Nos reunimos de forma ordinaria unas 4 veces al año, aunque de forma extraordinaria lo hacemos más a menudo, coincidiendo con los CAEs que normalmente se celebran en Sevilla. Estas reuniones se hacen de forma rotatoria, cambiando de universidad en cada convocatoria (la última fue hace unos días en Sevilla). Estas sedes rotatorias se encargan de organizar la reunión (reserva de espacio, fotocopias, WiFi), aseguran que podamos comer en algún sitio y facilita la gestión del alojamiento. Todo ello basado en la austeridad (nosotros si, no sé que hacen en el resto de órganos de la universidad) e intentando minimizar los gastos para los asistentes.

El resto del tiempo trabajamos online gracias a un grupo de google, a una lista de correo y desde hace poco tiempo a la plataforma IILIAS alojada en la Universidad de Jaén.

Nuestro principio básico es conseguir consensos en los temas principales, para poder actuar en bloque con mucha más fuerza que por separado, por supuesto sin entrar dentro de la independencia de cada universidad en hacer lo que quiera en su ámbito particular. El buen ambiente, las ganas de trabajar, las escasas malas caras, y las muchas risas que echamos nos sirven como recompensa de esta labor tan poco reconocida y tan criticada (a veces no sin razón). Como cargos unipersonales solo tenemos la figura del vocal-presidente que es algo así como un coordinador del grupo y poco más.

Justo ahora estamos intentando constituirnos como asociación legal, con personalidad jurídica y capacidad de negociar y tratar con las administraciones autonómicas y estatales. Esta asociación se llamará CARE y pronto tendréis noticias de ella.

Por otro lado, el CAE está presidido por la dirección general de universidades (que ahora lleva María Victoria Román, señora que se merece un post aparte). Está organizado de forma que desde este consejo no se puedan tomar decisiones (evidente, en él los estudiantes somos mayoría y los políticos, tontos tontos no son), sino solo recomendar. Y a veces ni eso. La interpretación que hace del consejo cada dirección es muy dispar. Sin embargo sirve como punto de unión entre la administración y los estudiantes, que en ocasiones eso puede ser mucho. 

Después de la parrafada es suficiente con que os quedéis con las personas. Muchos compis y muchas experiencias se comparten en esas reuniones. Sin duda, la parte más importante.

En esta foto veo (con twitter) a Lolo (US),yo(UGR), Pilo(UPO), Antonio(UAL), Antuán(UPO), Luis(UJA)….

El de en medio de la foto no es más que uno de los protagonistas de este éxito de youtube.

De los tiempos, las marionetas y los estudiantes

Muchas cosas por escribir de estos días…

Calculo que para cuando esto se publique estaré en Sevilla, constituyendo con compañeros de otras universidades lo que será la primera asociación como tal que defienda los intereses de los estudiantes universitarios andaluces, actividad ésta a la que he dedicado los dos últimos años de mi vida.

Llego a Sevilla sin saber si esta será la última reunión que tenga de este tipo. La verdad es que no lo sé. No tengo ni idea. Pero tampoco me quita el sueño. Sé que hice todo lo que estuvo en mi mano.

No puedo dejar de echar la vista atrás y pensar en lo que pudo haber sido y no es, y en aquello que es y seguirá siendo.

Desde hace unas semanas tengo ciertos sentimientos, algunos encontrados entre sí, no lo niego, pero la mayoría para mi desgracia y la de muchos de mis compañeros, coincidentes.

Al menos algo ya hemos confirmado. No solo son malos los tiempos para la lírica, también para la reivindicación estudiantil. Para la buena política en general. Corren tiempos de amiguismo, de sobrinismo, y del ponte tu aquí que total solo es un año, no vas a tener que hacer ná y yo te voy a ayudar en tó. 

Es tiempo de la marioneta, del títere, del escudero político. De la defensa de unos siglas y no de unos ideales. Del interés escondido en el armario. Malos tiempos en definitiva.

Analizo la situación una y otra, y otra vez y llego siempre a las mismas conclusiones. Conclusiones que me recorren como sensaciones… 

DECEPCIÓN. Sobre todo con algunas personas y relaciones sociales que por lo visto no he sabido manejar todo lo bien que debiera. Lamento profundamente el daño que puede causar que estas personas con una posición relevante no se den cuenta de sus limitaciones, y sean capaces de destruir con su discapacidad tantas horas de trabajo colectivo.

HASTÍO. Porque desaparecen las ganas de empezar proyectos nuevos. Porque sabes que tu equipo y tú tenéis potencial. Porque lo demostramos con una cerveza en la mano, con mil ideas en la cabeza y con otras tantas apuntadas en papeles mojados por alguna lavadora en el bolsillo de algún pantalón. Porque somos capaces de creer, de crear y de reír a la vez. Y aún así vienen, y lo joden.

CULPABILIDAD. Por no haber sido capaz de prever la situación e intentar ponerle remedio antes. Al menos lo intentamos, de eso que no os quepa duda. 

GRATITUD. Para con todos aquellos que os habéis interesado, que para mi sorpresa seguís siendo muchos, y que como yo no dais crédito de la situación. También para los que desde otras trincheras apoyan las buenas causas.

Eso si. Me llevo cosas conmigo. De esas que no te pueden robar. Experiencias, amistades y muchos kilómetros a las espaldas con todo lo que ello supone.

Pero no creáis que se trata de un post que habla de derrota. Tampoco es una despedida. Qué va. Nada de eso. Esto no es más que una reflexión sobre la necesidad de renovarse.

Os dejo buscando batallas…

Foto: Mikel Jaso (Al que profeso una gran admiración y que espero que no me denuncie)

De los tiempos, las marionetas y los estudiantes

Muchas cosas por escribir de estos días…

Calculo que para cuando esto se publique estaré en Sevilla, constituyendo con compañeros de otras universidades lo que será la primera asociación como tal que defienda los intereses de los estudiantes universitarios andaluces, actividad ésta a la que he dedicado los dos últimos años de mi vida.

Llego a Sevilla sin saber si esta será la última reunión que tenga de este tipo. La verdad es que no lo sé. No tengo ni idea. Pero tampoco me quita el sueño. Sé que hice todo lo que estuvo en mi mano.

No puedo dejar de echar la vista atrás y pensar en lo que pudo haber sido y no es, y en aquello que es y seguirá siendo.

Desde hace unas semanas tengo ciertos sentimientos, algunos encontrados entre sí, no lo niego, pero la mayoría para mi desgracia y la de muchos de mis compañeros, coincidentes.

Al menos algo ya hemos confirmado. No solo son malos los tiempos para la lírica, también para la reivindicación estudiantil. Para la buena política en general. Corren tiempos de amiguismo, de sobrinismo, y del ponte tu aquí que total solo es un año, no vas a tener que hacer ná y yo te voy a ayudar en tó. 

Es tiempo de la marioneta, del títere, del escudero político. De la defensa de unos siglas y no de unos ideales. Del interés escondido en el armario. Malos tiempos en definitiva.

Analizo la situación una y otra, y otra vez y llego siempre a las mismas conclusiones. Conclusiones que me recorren como sensaciones…

DECEPCIÓN. Sobre todo con algunas personas y relaciones sociales que por lo visto no he sabido manejar todo lo bien que debiera. Lamento profundamente el daño que puede causar que estas personas con una posición relevante no se den cuenta de sus limitaciones, y sean capaces de destruir con su discapacidad tantas horas de trabajo colectivo.

HASTÍO. Porque desaparecen las ganas de empezar proyectos nuevos. Porque sabes que tu equipo y tú tenéis potencial. Porque lo demostramos con una cerveza en la mano, con mil ideas en la cabeza y con otras tantas apuntadas en papeles mojados por alguna lavadora en el bolsillo de algún pantalón. Porque somos capaces de creer, de crear y de reír a la vez. Y aún así vienen, y lo joden.

CULPABILIDAD. Por no haber sido capaz de prever la situación e intentar ponerle remedio antes. Al menos lo intentamos, de eso que no os quepa duda.

GRATITUD. Para con todos aquellos que os habéis interesado, que para mi sorpresa seguís siendo muchos, y que como yo no dais crédito de la situación. También para los que desde otras trincheras apoyan las buenas causas.

Eso si. Me llevo cosas conmigo. De esas que no te pueden robar. Experiencias, amistades y muchos kilómetros a las espaldas con todo lo que ello supone.

Pero no creáis que se trata de un post que habla de derrota. Tampoco es una despedida. Qué va. Nada de eso. Esto no es más que una reflexión sobre la necesidad de renovarse.

Os dejo buscando batallas…

Foto: Mikel Jaso (Al que profeso una gran admiración y que espero que no me denuncie)

La CAI se posiciona ante las novedades con el Máster de Secundaria

29 de marzo de 2010, Huelva

NOTA DE PRENSA CON RESPECTO AL MÁSTER DE SECUNDARIA

Desde la Coordinadora Andaluza Interuniversitaria (C.A.I.) que ha estado siguiendo la implantación del Máster de formación para el profesorado de secundaria, formación profesional y enseñanza de idiomas, y teniendo noticia de las dificultades que han tenido y siguen teniendo los actuales estudiantes del citado máster, rogamos se tenga en cuenta que:

  • Siendo conscientes de la necesidad de una formación especializada en pedagogía y didáctica para poder ejercer docencia en secundaria en los tiempos cambiantes en los que nos encontramos, vemos que el contenido de la formación de las actuales titulaciones ya cubre esa necesidad, cuya mayor carga lectiva está precisamente orientada a la docencia, y que por tanto resulta innecesario para los diplomados y licenciados en Pedagogía, Psicopedagogía y Magisterio.
    • La planificación y gestión de la organización del Máster de Secundaria ha sido fatídica y con una celeridad que ha lesionado la calidad de su contenido, que además cumple la incoherencia de ser diferente en función de la comunidad autónoma dónde se imparta, lo cual lo convierte en más innecesario para los ya formados en las disciplinas de las CC. de la Educación.
      • Apoyamos las reivindicaciones de los colectivos estudiantiles de pedagogía, psicopedagogía y magisterio en la negociación con el Ministerio de Educación para pedir la rectificación del Real Decreto. Exigimos la exención de los estudiantes titulados en Diplomaturas y Licenciaturas de Pedagogía, Psicopedagogía y Magisterio de la realización del Máster.
        • Exigimos a la Junta de Andalucía un replanteamiento del precio de matriculación del máster (1560€ ; 26€/crédito), que vulnera la capacidad de solvencia de los estudiantes obligados a hacerlo para ejercer la docencia y que resulta evidentemente abusivo comparado con las tasas fijadas por otras comunidades (como la Comunidad Valenciana que ha marcado el mínimo establecido por el Ministerio: 832€ ; 13,8€/crédito).

          Por tanto la CAI insta a que se tengan en cuenta las reivindicaciones planteadas con respecto a dicho máster y continuará trabajando para conseguir que estas sean atendidas y resueltas de forma favorable garantizando el respeto a los derechos de la comunidad estudiantil.

          Firmado

          CAI (Coordinadora Andaluza Interuniversitaria)

          Antiguas entradas

          © 2017 la Sinceridad

          Tema por Anders NorenArriba ↑