Modelo Andaluz de Representación Estudiantil Universitaria

En pos de perder un poco más de tiempo de mi vida, si cabe, me dispongo a explicar como pueda y por encima cómo es el modelo de representación estudiantil que usamos en Andalucía, y que por las experiencias que obtenemos desde los diversos encuentros nacionales a los que asistimos, parece ser el mejor articulado (¿único?) de toda España.

Es de recibo decir que para cuando yo llegué a la vocal-presidencia de la Coordinadora Andaluza Interuniversitaria (CAI) ya estaba todo hecho. Así que poco de lo que aquí explique es mérito mío. La mayor parte viene de la lucha e iniciativa de compañeros que dedicaron también muchas horas de su tiempo en la defensa de los intereses de los universitarios.

Básicamente el modelo está estructurado en dos organizaciones. Una más informal en la que solo hay estudiantes (CAI) y otra más formal en la que los estudiantes se reúnen con el gobierno andaluz para asesorarlo en materia de política universitaria llamado Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía (CAE). (Para el que no esté muy atento a estos temas, es importante saber que ahora las competencias de Universidades pertenecen a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia.

Entre estos dos órganos, para mantener cierta cohesión en cuanto a las reivindicaciones, forma de trabajar, informaciones… hay miembros comunes. De los 3 representantes por universidad de los que componen la CAI, al menos 1 es común con el CAE. Seguro que con el esquema lo entendéis un poco mejor.

Pero sin duda lo que hace diferente, y ciertamente funcional, es la forma de trabajo que tenemos en la CAI. Como os decía antes, hay al menos 3 estudiantes por universidad, elegidos por los respectivos MOREs (Máximos órganos de representación estudiantil), con lo que se asegura la legitimidad de su representatividad.

Nos reunimos de forma ordinaria unas 4 veces al año, aunque de forma extraordinaria lo hacemos más a menudo, coincidiendo con los CAEs que normalmente se celebran en Sevilla. Estas reuniones se hacen de forma rotatoria, cambiando de universidad en cada convocatoria (la última fue hace unos días en Sevilla). Estas sedes rotatorias se encargan de organizar la reunión (reserva de espacio, fotocopias, WiFi), aseguran que podamos comer en algún sitio y facilita la gestión del alojamiento. Todo ello basado en la austeridad (nosotros si, no sé que hacen en el resto de órganos de la universidad) e intentando minimizar los gastos para los asistentes.

El resto del tiempo trabajamos online gracias a un grupo de google, a una lista de correo y desde hace poco tiempo a la plataforma IILIAS alojada en la Universidad de Jaén.

Nuestro principio básico es conseguir consensos en los temas principales, para poder actuar en bloque con mucha más fuerza que por separado, por supuesto sin entrar dentro de la independencia de cada universidad en hacer lo que quiera en su ámbito particular. El buen ambiente, las ganas de trabajar, las escasas malas caras, y las muchas risas que echamos nos sirven como recompensa de esta labor tan poco reconocida y tan criticada (a veces no sin razón). Como cargos unipersonales solo tenemos la figura del vocal-presidente que es algo así como un coordinador del grupo y poco más.

Justo ahora estamos intentando constituirnos como asociación legal, con personalidad jurídica y capacidad de negociar y tratar con las administraciones autonómicas y estatales. Esta asociación se llamará CARE y pronto tendréis noticias de ella.

Por otro lado, el CAE está presidido por la dirección general de universidades (que ahora lleva María Victoria Román, señora que se merece un post aparte). Está organizado de forma que desde este consejo no se puedan tomar decisiones (evidente, en él los estudiantes somos mayoría y los políticos, tontos tontos no son), sino solo recomendar. Y a veces ni eso. La interpretación que hace del consejo cada dirección es muy dispar. Sin embargo sirve como punto de unión entre la administración y los estudiantes, que en ocasiones eso puede ser mucho. 

Después de la parrafada es suficiente con que os quedéis con las personas. Muchos compis y muchas experiencias se comparten en esas reuniones. Sin duda, la parte más importante.

En esta foto veo (con twitter) a Lolo (US),yo(UGR), Pilo(UPO), Antonio(UAL), Antuán(UPO), Luis(UJA)….

El de en medio de la foto no es más que uno de los protagonistas de este éxito de youtube.

Deja un comentario