la Sinceridad

está mal vista

Etiqueta: libro

Libro: “Rasgo”, de Carlos Serrano Hermo

Rasgo es la opera prima de Carlos Serrano Hermo, conocido por los asiduos a esta santa casa por ser el autor de Mudo, Sordo y Ciego, el blog donde Carlos vuelca sus pensamientos y sensaciones tanto en verso como en prosa.

9365639094_89004bb97a_bEste primer poemario recoge la evolución artística del poeta, el desarrollo de su voz escrita desde que decidió abrir su blog en 2011 hasta el presente. Estos 3 años han sido tiempos suficientemente turbulentos como para inspirar, desde lo público y en lo personal, las líneas del libro. Se podría decir incluso que la poesía de Carlos demuestra una necesidad. Necesidad del autor por asumir de alguna manera esa convulsión político-amorosa.

El poemario me sabe a recuerdos, al reflejo de unos meses que fueron punto de inflexión en la vida de muchos jóvenes hace ya algo más de dos años. Seguro que bastantes lectores se sentirán parte de esos íntimos momentos, compartidos a la vez con la multitud, que nos relata Carlos en las 40 hojas que componen esta recopilación.

Si tuviese que remarcar algo negativo del librito – lo digo sin acritud, me encantan los libros pequeñitos que se pueden leer de una tacada- sería que los versos muestran una visión excesivamente idealista de temas como la mujer, la lucha de clases, o el quincemismo; pero es que precisamente esa es la seña de identidad del pensamiento político del segoviano. No podemos reprochárselo.

La primavera llegó,

florecieron los rebeldes.

Por supuesto, recomiendo su lectura, en papel o de forma electrónica en su web, donde espero que pronto suba la versión final del poemario. Lamentablemente, los escasos recursos de esta primera edición y el reciente cambio de continente de residencia del autor, hacen difícil hacerse con uno de los ejemplares de la primera edición, que al contrario, por suerte, están volando. Si queréis adquirir una copia, tanto de esta edición como de una previsible segunda si la demanda sigue igual de bien, podéis hacerlo contactando con Carlos directamente en su blog.

No podía acabar esta nada imparcial reseña sin agradecer a Carlos la dedicatoria de su libro a todos aquellos que hemos compartido con él estos últimos años, tanto en Granada como en la distancia. Creo que a todos nos ha emocionado.

Desde aquí le deseo lo mejor en su nuevo viaje.

Me embarco sin miedo

aunque me enfrente a la tormenta

porque el corazón llevo repleto

de vuestra cálida esencia,

aunque la corriente se haga eterna

y la noche sea oscura

y la niebla, piedra dura.

Libro: “El Carnaval sin Nombre. Ni mayor el arte, ni selecta la chusma”

Comenzamos las revisiones bibliográficas con el primer libro del año. Y qué mejor que hacerlo sin perder ese sabor a arte popular que paladeamos en el post anterior.

ficha carnaval sin nombre

Me hice con El Carnaval sin Nombre. Ni mayor el arte, ni selecta la chusmagracias a un amigo malafollá -protagonista de una genial historia sobre ortodoncias– y wannabe de cuartetero. Éste me pidió hace unas semanas que le consiguiese un ejemplar del nuevo ensayo del autor de Cortadura, que por ahora sólo se vende en Cádiz, Córdoba Huelva y Sevilla al tratarse de una autoedición distribuida por el propio autor.

Al haberme pasado las dos últimas semanas en cama no he podido ni volver a Granada, ni enviárselo por correo. Así que confieso. He caído en la tentación. Hace unos días abrí cuidadosamente el envoltorio de regalo, para que no se note mucho cuando mi amigo reciba el libro en casa, y lo he devorado en un par de tardes.

El Carnaval sin Nombre es la segunda parte de una posible trilogía sobre el mundo del Carnaval (algo así como una Divina Comedia pero a la inversa, empezando por el Paraíso y acabando en el Infierno), realizada por el ahora comparsista, otrora chirigotero y corista, Juan Carlos Aragón. Artista que, junto con Antonio Martínez Ares, modernizó la modalidad más solemne de la Fiesta con agrupaciones como Los Condenaos, Araka la Kana o, recientemente,  La Serenissima.

En el libro se cuentan las miserias de la Fiesta gaditana sin pelos en la lengua, señalando, cuando es necesario, la responsabilidad atribuible a cada cual sobre el estado del Carnaval. Diferenciando entre la chusma profunda y la selecta, nos encontramos con dos perspectivas contrapuestas de una de las patas principales de lo que parece ser la última industria generadora de riqueza en la ciudad, la cultura.

La primera, parte desde una óptica localista, clásica, que no admite innovación posible y que se siente cómoda con el farragoso submundo de los jurados oficiales, la política amiguista para con las administraciones y el dinero público.

Por otro lado, se nos presenta a la chusma selecta compuesta por aquellos aficionados o carnavaleros que disfrutan del Carnaval per se, viéndolo crecer y evolucionar. Aficionados que quieren hacer partícipe a todo aquel que sienta algo por él mismo. Que no pretenden encorsetarlo -algo a priori imposible por su naturaleza anárquica e irreverente. Que lo entienden como el Arte Mayor que puede ser, pero que con la chusma profunda que lo monopoliza nunca llegará a alcanzar.

En el libro también se tratan polémicas varias. Se desvelan las personalidades de algunos de los autores e intérpretes más conocidos, o se resuelven las dudas más habituales -y por otro lado un tanto ilusas-  de los aficionados: ¿Comparten los miembros de la agrupación la tendencia ideológica detrás de las composiciones? ¿Se escribe para levantar al público del teatro en un momento determinado o sobre las inquietudes personales propias? ¿Se puede vivir sólo del Carnaval?

En definitiva, un libro interesante para aquellos interesados en conocer un poco más lo que se mueve entre bambalinas y para los miembros de la chusma selecta entre los que me siento bastante cómodo.

Así que por hacer un libro diferente sobre el Carnaval de Cádiz, por creer en otra ciudad, por remover conciencias durante tantos años y por acercarme un poco más a mis raíces, le concedo cuatro fajalaucitos a este primer libro del año.

4 fajalaucitos

De cuando estuvimos en las Indias sin movernos de Granada

Hace unas semanas tuve la suerte de asistir a la presentación del libro “Los futuros que vienen” (descargable desde este enlace) organizada por la asociación de jóvenes vecinales en la que participa un ex-pirómano amigo de estos lares; ciertamente con una escasísima asistencia debido a problemas con los espacios concertados y retrasos en el avión del autor.

No suelo asistir a eventos de los que no tengo mucha información, pero ya sabéis que en época de exámenes cualquier distracción es buena. Para mi sorpresa, lo que a priori parecía una mera conferencia de media hora a la que asistía por hacer bulto (está feo que lo diga, pero es la verdad), evolucionó en una noche de destornilladores hasta altas horas de la mañana en pleno Paseo de los Tristes… La sesión fue, al menos para mi que casi desconocía la idea indiana, una auténtica conmoción.

En la misma se sucedieron explicaciones de las ideas plasmadas en el libro, pero también y sobre todo, fue una puesta en situación. Se respiraba como el autor tiene la necesidad constante de contar todo aquello que ha vivido para hacerte partícipe, en cierta forma, de las conclusiones alcanzadas por él y por la deliberación continua de su filé.

El libro, editado por la biblioteca de Las Indias, puede verse como una revisión del anterior libro del ponente “El poder de las redes” debido al cambio en el panorama mundial desde que se escribió. Principalmente podría resumirse, como bien se hizo en la presentación, en el desarrollo del concepto de descomposición y posibles estrategias futuras para afrontarla:

(…)descomposición, un fenómeno global acelerado por la crisis y frente al que sólo se puede oponer el empoderamiento de las comunidades reales y productivas de personas. Un nuevo sujeto que sólo puede entenderse tras renunciar a la lógica universalista de los grandes imaginarios de la Modernidad (la nación, la raza, las clases, etc.), presuntos portadores de un futuro redentor igual para todos. (…)

Con una extensión de apenas 14.000 palabras, el libro se puede leer de una sentada, algo totalmente intencionado, con una recomendable una relectura para los que no estén hechos al lenguaje además de para poder captar mejor el cariz las opiniones y echarle un ojo a las fuentes citadas.

Creo que no puedo hacer un resumen de todo lo que durante y después de la presentación tuve la oportunidad de aprender: modelos de organización empresariales alternativos, ideas de negocios futuros, historias de la historia contemporánea de España, enología gaditana… Quizás en un próximo post.

Aún así no me gustaría terminar sin remarcar el placer que me ha supuesto conocer a David de Ugarte, autor del libro. Ideas que rompen los esquemas clásicos y una experiencia abrumadora (en todos los sentidos) se fueron sucediendo a lo largo de la tarde (y de la noche). Todo ello unido a una capacidad de comunicación que solo sientes en gente que realmente ha vivido lo que conoce, lo que cuenta.

Espero que la Biblioteca de Indias Electrónicas vaya bien, y no solo por el modelo de negocio con el que se presentan, sino porque con lo poco que llevo leido pienso que las ideas plasmadas en la colección merecerían una mayor distribución. Ojalá en el futuro tengamos la posibilidad de disfrutar de los Indianos de nuevo, ya sea en Granada (que por lo visto estamos ya en ello), en el próximo día Garum, o en alguna visita madrileña o uruguaya.

© 2017 la Sinceridad

Tema por Anders NorenArriba ↑