Una mañana recibo una llamada. Me han seleccionado para hacer un curso online a través del Instituto Andaluz de la Juventud. “Me autoempleo en un negocio online” se viene a llamar la movida. Un par de días más tarde recibo un correo (con todos los destinatarios al descubierto, por supuesto; supongo que querrán  ir haciendo comunidad) en el que me explican los pasos a seguir para confirmar la matrícula. Os los detallo:

  1. Rellenar un formulario tipo que solo se puede obtener en una delegación provincial del IAJ.
  2. Llevar el formulario a cualquier entidad bancaria colaboradora de la Junta de Andalucía, y hacer el pago de las tasas.
  3. Escanear una de las tres autocopias y enviarlas a dos correos electrónicos.
  4. Enviar una de las copias escaneadas por fax (en horario de oficina, claro) y/o hacerlo a dos direcciones personales de funcionarios de la Junta.
  5. Rellenar un sobre, pegarle un sello y mandar el original por correo postal a una dirección de Sevilla.
  6. Si no haces ésto antes de una semana te quedas fuera del curso.

Intenté hacer todo de forma telemática, el problema es que el registro electrónico no funciona con Mac OS X. Virtualizo Windows 7, tampoco funciona. No va con ningún navegador (ni tan siquiera con los recomendados, aquellas versiones de hace 4 o 5 años). La aplicación que genera los susodichos formularios está desfasada y no permite crear los documentos correctamente. Por cierto, documentos que solo se pueden abrir con la última versión de Adobe Acrobat…

¿Tanto cuesta mantener un registro electrónico y una aplicación de pago telemático?

Me pregunto si verdaderamente voy a aprender algo con el curso…